miércoles, 24 de noviembre de 2010

El Fin


Todo termino en la hoguera consumada,
no veo en tu cálido rostro las estrellas.
Tu susurro no llega a mi alma esperanzada,
mi corazón se detuvo ante el ocaso irreal.

Ni la estrella mas brillante ilumina mi alma.
Ni el fuego mas ígneo templara mis labios.
La vida se esfumo con mi ultima esperanza,
el latido se detuvo junto a tu corazón que es el mio.

Mi nariz todavía espera por aquella flor,
esa flor que nunca llego a mi y se marchito.
Mi corazón esperara por ese minuto que se escapo
junto a mi mejilla que lucha contra su sopor

El amor se esconde entre la brisa de invierno,
la luna se refleja en mis lágrimas congeladas.
Jure por ti continuar con el reloj de fuego
cada segundo eterno quema ante tu recuerdo.

1 comentario:

  1. http://lallavedekadrin.blogspot.com/ DEJÉMOSLO A MANOS DEL DESTINO... ¿ENTRAS?

    ResponderEliminar